Descubre unos sencillos cambios de hábitos te ayudarán a combatir la celulitis.

Lo primero es poner sobre la mesa todas aquellas cosas que hacemos mal. Sin darnos cuenta, realizamos todos los días ciertos hábitos poco saludables, que favorecen la aparición de la celulitis. La escasa hidratación, falta de ejercicio y la mala alimentación favorecen la aparición de la “piel de naranja”.

La idea es tener conciencia de cuales son los hábitos que debemos evitar, para no realizarlos de manera habitual.

Hábitos que favorecen la aparición de la celulitis

Somos lo que comemos, esta famosa frase es una gran verdad. Existen ciertos alimentos que tienen un impacto negativo en nuestra figura y en nuestra salud, que es lo más importante. Los platos preparados, los snacks salados, la charcutería y los azúcares refinados, bollería, fritos…. favorecen este antiestético problema, si forman parte de nuestra dieta habitual.

Fritos

Su poder acumulador de grasa es tal que es una de las principales razones que provocan la piel de naranja. Los muslos o el trasero son los más afectados.

Alcohol

Lejos de hidratar, las bebidas alcohólicas provocan una constricción de los vasos sanguíneos, agravando el problema de la celulitis. Si te apetece de vez en cuando tomarte una cervecita o una copa de vino, no pasa nada, pero evita tomarlo en todas las comidas, sustituyendo el agua.

Azúcar

El azúcar refinado se acumula en determinadas partes del cuerpo transformándose en grasa. Si tomas café, intenta acostumbrarte a no tomarlo con azúcar, evita los refrescos con alto % de azúcar y la bollería.

Bollería industrial

Este tipo de repostería lleva grasas saturadas y azúcar, una bomba para tu organismo. Los helados con nata y azúcar son también una bomba de calorías, intenta no abusar en verano.

Sal

La enemiga número uno de la celulitis porque provoca retención de líquidos, causa que desencadena la celulitis. No consumas más de 1,5 gramos diarios o sustitúyela por sal del Himalaya o sal marina, mejor siempre yodada para evitar el hipotiroidismo.

Evita tomar unas patatas fritas con un refresco con gas, por ejemplo. Este snack es un frito con un alto contenido en sal, y un refresco lleva tantísima azúcar, que el hígado no es capaz de procesarlo y lo transforma en grasa y colesterol.

Si realmente te preocupa la celulitis ¡no tires la toalla! Descubre los hábitos que ayudarán a combatirla.

Unas pocas cosas como tomar mucha verdura, pescado, fruta y agua, te ayudarán enormemente a luchar contra la celulitis, tener una piel más jugosa y bonita, sentirte mejor y estar más sana. Intenta cocinar más al vapor y en el horno, y prueba a comer de primer plato una ensalada para saciarte. Otra gran ayuda, no comas postre, engorda muchísimo. La fruta, mejor comerla sola, a media mañana o de merienda.

Algo tan sencillo como beber suficiente agua, es de vital importancia en la batalla contra la celulitis. Beber la cantidad recomendada de agua al día (2 litros/día), ayuda a que nuestro organismo pueda eliminar las toxinas que conllevan la acumulación de grasa en nuestro cuerpo.

¡Muévete! Lo ideal es que camines a paso rápido, subas escaleras, vayas a nadar o en bicicleta. No hace falta ir al gimnasio, ni ser una atleta, solo moverte un poco para activar tu cuerpo.

No parece tan difícil ¿no creéis? Intentadlo, y veréis el cambio. Si nos ayudamos de un masaje celulítico y drenante, y unas buenas cremas, podemos conseguir resultados donde antes hemos fallado.