¡Que no cunda el pánico! No creas que eres la única o una de las pocas que tiene celulitis ¡ni mucho menos! Vamos a empezar por un dato estadístico muy real, el 90% (o más) de las mujeres tiene celulitis. Incluso, hay mujeres deportistas, modelos y mujeres delgadas que comen saludablemente y, sin embargo, tienen celulitis.

 

Como ves, es algo muy común, eso no quiere decir que nos resignemos a tenerla. Debemos querernos y cuidarnos, y estar sanas y sentirnos bien en nuestra propia piel. Pero primero, es importante entender cómo se produce la celulitis, solo así podrás entender cómo combatirla.

 ¿Por qué se origina la celulitis?

La celulitis suele empezar por un mal funcionamiento del sistema linfático, y contrariamente a lo que solemos pensar, no tiene que ver con engordar.

Tenemos dos sistemas en el cuerpo, el circulatorio y el linfático. El primero mantiene el suministro de nutrientes en los tejidos, y el segundo elimina los desechos del metabolismo. Si estos funcionan mal, los productos de desecho no se eliminan y se acumulan en las células grasas, y aparece ese aspecto de ‘piel de naranja’ que todas odiamos.

Por eso, en contra de lo que puedes creer, la celulitis no se quita por consumir menos grasas. Cuando hacemos dieta y ejercicio, quemamos la grasa que está junto al músculo, pero no reducimos los nódulos de grasa formada por los adipocitos.

Por supuesto, se puede mejorar la apariencia de la piel, y adelgazar (bajar de peso), pero si no se trata el origen de la celulitis, seguiremos con los “hoyitos” de por vida. De hecho, y no es por desmotivar, es un proceso progresivo, y una vez que aparece va irremediablemente a más si no le ponemos solución.

Ahora entenderás mejor porqué mujeres delgadas y deportistas también pueden tener celulitis. Desde luego mantener unos hábitos de vida saludables siempre será mejor, comer equilibradamente, beber suficiente agua y practicar algo de ejercicio.

Pero para evitar (o reducir) la celulitis el secreto está en mantener activos los sistemas linfático (la red de drenaje) y cardiovascular (la “bomba” que bombea la sangre).

¿Por qué el sistema linfático no me funciona bien?

El sistema sanguíneo y el linfático tienen una diferencia básica, el corazón.

El primero tiene un corazón que bombea la sangre de nuestro cuerpo, pero el sistema linfático no. Carecemos de un “corazón linfático que “bombee” la linfa y nos evite sufrir los problemas derivados de un drenaje deficiente, que es uno de los culpables de la celulitis.

Para entenderlo mejor, el sistema linfático es como una depuradora, que a veces se satura, produciendo la retención de líquidos y toxinas.

¿Por qué el mal funcionamiento del Sistema linfático me produce la celulitis?

Cuando no depuramos bien las toxinas, el liquido retenido entre los adipocitos produce que estos se alteren. Los adipocitos es la grasa que tenemos bajo la piel, entre ésta y la grasa muscular. Cuando los adipocitos se alteran, crecen en numero y grosor, produciendo el abultamiento en la piel.

Piel sin celulitis: superficie lisa, adipocitos normales y tejico conectivo elastico

Piel con celulitis: la superficie se ve irregular porque los adipocitos han crecido en cantidad y tamaño y el tejido conectivo está tenso.

 

Además, los vasos sanguíneos que riegan ese tejido se ven aprisionados, llevando menos oxigeno al tejido conectivo que une la piel con el músculo. En consecuencia, pierde elasticidad y se tensa, tirando de la piel hacia dentro, formando el hoyuelo que vemos en la piel.

Descubre más sobre cómo se forma la celulitis en este video.

¿Qué podemos hacer para suplir la falta de un corazón linfático?

¡Someternos a drenajes linfáticos! Estos pueden ser manuales  o mecánicos, basado en

movimientos circulares, suaves y rítmicos con el objetivo de limpiar el cuerpo,

reducir la inflamación y fortalecer el sistema inmunológico.

 

Maniobra de drenaje linfático

Moviemientos a realizar para el masaje de Drenaje linfático

Este masaje suplirá la falta de ese corazón linfático bombeando la linfa, mejorando la circulación y el drenaje linfático, tonificando el tejido, eliminando residuos, oxigenando y purificando los tejidos, favoreciendo la síntesis de colágeno y elastina.

Si nos tratamos regularmente con un masaje intenso no retendríamos líquidos, movilizaríamos la grasa localizada, reduciríamos la inflamación y el dolor de las piernas cansadas.

Para favorecer el sistema linfático el masaje se realizar en el sentido de circulación de la sangre

En definitva, romperíamos el circulo vicioso que produce la celulitis, evitando su aparición. Si ya la tenemos, tendremos que complementar el tratamiento con un masaje celulítico intenso para romper la grasa enquistada y recuperar la elasticidad de los tejidos dañados.

Puedes realizar estos tratamientos en un Salón de belleza especializado, o hacértelo tu misma en casa gracias a Glo910. Este gadget de salud y belleza reproduce tanto el masaje celulítico como el drenaje linfático. Sin ser ninguna experta en la materia puedes tratar tu cuerpo a diario, ya que sus cabezales han sido diseñados por expertos médicos y fisioterapeutas. Su uso es muy sencillo, y solo nos lleva 10 o 15 min hacerlo. El efecto es como si miles de dedos actuaran simultáneamente sobre tu cuerpo con una presión constante y un movimiento uniforme. Notaremos las piernas trabajadas, deshinchadas, relajadas y progresivamente el aspecto de la «piel de naranja» ser irá suavizando. Una solución que te ahorrará tiempo, ya que podrás hacerlo en la comodidad y tranquilidad de tu casa.

Glo910, reproduce el masaje de drenaje linfático, con un efecto FLASH deshincha las piernas y la revitaliza

Para una óptima aplicación, los médicos médico estéticos de la Centro Médico Estético Kursal han elaborado los protocolos de aplicación, desarrollando un programa drenante Anti-piernas hinchadas.

El protocolo de aplicación permite reproducir fácilmente maniobras análogas a las realizadas en Centros especializados y conseguir resultados profesionales en tu propia casa. Así que ¡manos a la obra! no hay excusas para ayudar a nuestro Sistema linfático a funcionar  a la perfección.

Glo910, drenaje linfático

Cabezales de tratamiento para el drenaje linfático de Glo910