Los 5 mejores tratamientos de rejuvenecimiento facial

Los 5 mejores tratamientos de rejuvenecimiento facial

Si te preocupa el efecto del paso del tiempo en tu rostro, te contamos los tratamientos que te pueden ayudar a mejorar la belleza de tu piel. No es fácil asumir que nuestra piel va perdiendo la tersura y tonicidad de la juventud, pero aunque el paso del tiempo es inevitable, hay métodos de ralentizarlo y tener una piel bonita, que nos ayude a sentirnos bien y aceptar la edad que tenemos, la típica frase de, ser la mejor versión de ti misma.

Mentalízate que es imposible (y antinatural) tener una piel de 20 años con 50, pero si podemos tener una piel saludable y luminosa, mas rellena y suavizar las arrugas y líneas de expresión. Si no aceptamos nuestra edad, vamos a vivir amargadas, y nadie quiere eso. Debemos aceptar nuestra edad y cuidarnos, porque auto-cuidado es una manera de demostrar amor por una misma, que nos hace sentirnos bien ¡Bienvenida a la época del Slow-aging!

Las causas que producen el envejecimiento podemos dividirlas en dos tipos:

1. El envejecimiento intrínseco
En primer lugar, la piel envejece con el paso del tiempo. Sorprendentemente, esto empieza a los veinte años. Los miles de millones de células que componen la dermis se cansan poco a poco de reproducirse y empiezan a morir, reduciendo su capacidad para producir colágeno. El proceso de regeneración y reparación del que son responsables estas células se vuelve menos eficaz.


2. Envejecimiento extrínseco
La piel también reacciona al entorno. La exposición al sol, el tabaco, la dieta y la falta de consumo de líquidos aceleran el envejecimiento. Los radicales libres producidos por estos factores atacan las células y destruyen el colágeno y la elastina, los componentes básicos de una piel joven.

Hoy en día hay muchos tratamientos que nos pueden ayudar a envejecer con buen aspecto, y vamos a ver algunos de ellos en este artículo. Por ejemplo, un buen método para recuperar el colágeno que se pierde de manera intrínseca con el paso del tiempo, es tomar suplementos de colágeno de calidad.

1. Ojo con la exposición al sol.

Todos los dermatólogos del mundo te lo dirán, el mejor antiarrugas y además, el más económico, es...  ¡No tomar el sol! Asi de fácil y de difícil a la vez, ya que va en contra de nuestras costumbres, sobre todo veraniegas, en las que vamos a pasar el verano a la playa y tomamos el sol. Además, hay zonas donde el sol te da sin más andando por la calle, durante muchos meses del año. Así que, lo primero, es USAR CREMA DE PROTECCIÓN SOLAR TODO EL AÑO. Esto es un mantra. Tu cara, escote e incluso manos, deben estar protegidos del sol durante todo el año. Esto es especialmente importante si perteneces a una etnia que no tenga mucha melanina natural.

¡Anota! este es el mejor consejo de belleza que puedes trasmitir a tus hijos e hijas o adolescentes de tu entorno.

La sobreexposición al sol es la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel, y es conocido como fotoenvejecimiento. Los rayos UV del sol son los principales responsables ya que causan tanto daño directo como indirecto al ADN celular.

En verano, acuérdate que también existen sombreros y gorras para ayudarte, con los que puedes estar preciosa e ir con mucho estilo, y más protegida. También podemos tomar nutricosméticos que nos ayuden a preparar la piel, con muchos ingredientes antioxidantes, y comer una dieta rica en frutas y verduras ¡es la  época ideal para tomar gazpacho!

Y después de disfrutar del verano es importante cuidar nuestra piel  más de lo normal, ya que no solo el sol le afecta, también el cloro de la piscina y la sal del mar. Por eso, te recomendamos realizar tratamientos que hidraten tu piel en profundidad y reparen los daños causados por el verano. Es después del verano también, cuando podemos hacer tratamientos para suavizar o eliminar las manchas de la piel, como el láser o el IPL. La luz LED de color verde de calidad puede utilizarse también durante la época de exposición solar.

Un gesto de belleza y salud muy económico y sencillo es también beber suficiente agua para estar hidratad@s.

Y siempre, cuidar la dieta, no abusar de azúcar, grasa saturadas trans, alcohol, etc e intentar comer mucha fruta y verdura, carne blanca, pescado, frutos secos...

2. ¿Cuándo se recomienda realizar tratamientos de rejuvenecimiento facial?

La edad y el estado de tu piel son factores determinantes a la hora de decidir cuándo es el momento adecuado para someterte a tratamientos de rejuvenecimiento facial. Si bien cada persona es única y los resultados pueden variar, generalmente se recomienda realizar estos tratamientos a partir de los 30 años, cuando los signos de envejecimiento comienzan a hacerse más evidentes, normalmente debido a la bajada paulatina de la producción de colágeno natural del cuerpo. Sin embargo, es importante consultar a un profesional de la medicina estética para determinar cuál es el mejor momento para ti. Ahora existen aparatos que nos pueden mostrar realmente como está nuestra piel (lo que no se ve) y determinar nuestra necesidad real.

Como todo lo relacionado con la belleza, más vale prevenir que curar, cuanto antes empecemos a cuidarnos, mejores resultados tendremos. A los 20 años ya podemos usar protección solar en la cara a diario y aplicarnos una hidratante por la mañana y por la noche. No vamos a necesitar cremas antiarrugas, solo proteger e hidratar. A los 30 años, ya hay que empezar a dar más pasos, tanto cosméticos, como nutricosmética o incluso, aparatología doméstica.

Lo importante con estas edades es coger un hábito saludable de belleza, que podamos ir adaptando según vayamos cumpliendo años.

3. Tipos de tratamientos estéticos faciales.

Los tratamientos estéticos faciales están para ayudarnos con un extra a las rutinas diarias. Existen diferentes tipos de tratamientos, entre los más populares y efectivos se encuentran:

  • Ácido hialurónico: Este tratamiento consiste en la aplicación de ácido hialurónico en determinadas zonas del rostro para rellenar arrugas y líneas de expresión, proporcionando un aspecto más joven y terso a la piel.
  • Botox: El Botox es uno de los tratamientos más conocidos para PREVENIR y combatir las arrugas. Se trata de la aplicación de toxina botulínica en determinados músculos faciales para relajarlos y reducir las líneas de expresión. Va muy bien para suavizar las arrugas de la frente y las que pueden salir alrededor de los ojos al gesticular y sonreir.
  • Colágeno: El colágeno es una proteína presente en nuestra piel que disminuye con el paso del tiempo. Los tratamientos de colágeno consisten en estimular la producción de esta proteína para mejorar la elasticidad y firmeza de la piel, los más conocidos con la radiofrecuencia (monopolar), la luz LED roja y los complementos alimenticios ricos en colágeno marino hidrolizado de tipo I.
  • Dermapen: El Dermapen es un dispositivo que utiliza microagujas para estimular la producción de colágeno y mejorar la textura de la piel. Este tratamiento es efectivo para reducir arrugas, cicatrices y manchas.
  • Mesoterapia: La mesoterapia consiste en la aplicación de pequeñas dosis de sustancias beneficiosas para la piel, como vitaminas, minerales y ácido hialurónico, a través de microinyecciones. Este tratamiento ayuda a hidratar, rejuvenecer y mejorar la apariencia general del rostro.
  • Plasma rico en plaquetas: consiste en la aplicación de tu propio plasma, para lo que primero se debe extraer sangre y centrifugarla en un aparato especial para obtener el plasma rico en plaquetas. El plasma se inyecta por el médico con micro-inyecciones y lo mejor es que no da reacción al ser de tu propio cuerpo. Este tratamiento ayuda a hidratar y rejuvenecer la piel, que se ve más luminosa tras unos meses de su aplicación.

4. Beneficios de los tratamientos faciales de rejuvenecimiento

Los tratamientos faciales de rejuvenecimiento ofrecen una amplia gama de beneficios para nuestra piel. Algunos de ellos son:

- Reducción de arrugas y líneas de expresión.
- Mejora de la elasticidad y firmeza de la piel.
- Aumento de la luminosidad y suavidad de la piel.
- Reducción de manchas y cicatrices.
- Hidratación en profundidad.
- Estimulación de la producción de colágeno.

 

5. Tratamientos con aparatología de rejuvenecimiento facial sin cirugía.

Si estás buscando una alternativa a la cirugía estética, actualmente existen numerosos tratamientos de rejuvenecimiento facial que no requieren intervención quirúrgica, que se realizan en centros médico-estéticos. Estos tratamientos son menos invasivos, más seguros y ofrecen resultados naturales. Algunas opciones incluyen:

  • Láser: El láser facial es una técnica para tratar diferentes problemas de la piel, como arrugas, manchas y cicatrices. Es efectivo y seguro, y no requiere tiempo de recuperación.
  • IPL: luz pulsada se suele aplicar para unificar el tono de la piel y reducir las manchas.
  • Radiofrecuencia(RF) : La radiofrecuencia es un tratamiento que utiliza ondas electromagnéticas para estimular la producción de colágeno y mejorar la apariencia de la piel. Es eficaz para tratar la flacidez facial y obtener resultados duraderos. La aparatología de radiofrecuencia profesional es monopolar, y debe ser aplicada por una persona preparada.
  • Otro tratamientos novedosos, como EMFACE, que consiste en la emisión de energías sincronizadas de RF e HIFESTM , para actuar simultáneamente sobre la piel y los músculos del rostro. El resultado final es menos arrugas y un mayor lifting de forma natural sin agujas.

Ahorra 30,00€
Masajeador facial Glo Face - Edición Limitada
Masajeador facial Glo Face - Edición Limitada
Precio de venta399,00€ Precio normal429,00€


Y recuerda, consulta a un/una profesional de la medicina estética antes de someterte a cualquier tratamiento de rejuvenecimiento facial. Ell@s podrán evaluar tu caso de manera personalizada y recomendarte la opción más adecuada para ti. Estos tratamientos no son baratos, pero es mejor confiar en un buen médico que te de confianza antes de dar este paso.


Esperamos que este artículo te haya sido útil.