Detoxicación y Drenaje, terapia clave para eliminar la celulitis

Detoxicación y Drenaje, terapia clave para eliminar la celulitis

Se considera "toxina" a cualquier agente que incida negativamente en nuestro organismo, modificando o dañando nuestro equilibrio biológico. Estas toxinas pueden entrar en nuestro cuerpo por varias vías:

1 Vía exógena: ingestion (sistema digestivo), inhalación (sistema respiratorio) o absorción de la piel.

2 Vía endógena: cuando tienen su origen en el propio cuerpo (bilirrubina, ácido láctico...)

Las toxinas se acumulan primero en el espacio extracelular, que originan alteracionles en el tejido, dando lugar a flacidez o envejecimiento prematuro de los tejidos, que genera edema y dolor, como en el caso de la celulitis.

Además, las toxinas pueden llegar al núcleo de las células, provocando su muerte prematura, y por ello es vital  la forma eficaz de detoxificar y drenar estas toxinas.

Pueden aparecer síntomas de cansancio a pesar de dormir bien y no estar realizando actividades agotadoras. La fatiga prolongada suele ser un signo de sobrecarga tóxica intensa, caso en que se necesita un apoyo de drenaje a nivel hepático y renal.

¿Cómo realizar la detoxificación?

La mayoria de toxinas se encuentran en el espacio extracelular, y serán transportadas por el sistema linfático hasta el hígado y los riñones.

Tras la detoxifiación puede excretarse fuera del organismo a través de los organos de excreción (orina, heces, sudor..) Si existe una deficiencia en el sistema linfático, los riñones o hígado se sobrecargarán, produciendo un enorme estado  de intoxicación en el organismo en un espacio breve de tiempo.

Por esta razón, es recomendable drenar y detoxificar al mismo tiempo, ya que un drenaje sin apoyo del hígado y riñón puede causar una sobrecarga del toxinas en estos órganos cruciales. Además, el organismo necesita disponer de una mayor cantidad de agua de lo normal, será necesario consumir más agua de lo habitual.

La detoxificación del hígado

El hígado es el principal órgano de detoxificación del cuerpo humano.

1 Transforma las toxinas liposolubles en hidrosolubles para excretarlas a través de los riñones y la bilis

2 Metaboliza las toxinas en productos de deshecho atóxicos (no tóxicos)

La función del hígado radica en la biotransformación.

La detoxificación a través de los riñones

Se produce a través de tres mecanismos:

1 Regulación del volumen de fluidos corporales, composición mineral y acidez

2 Regulación de la excreción y reabsorción de agua y electrolitos

3 Excreción de toxinas biosolubles (productos de desecho del organismo) y ciertos productos químicos y pesados a través de la producción de orina.

La detoxifición a través de la piel

Aunque la piel tiene ciertas capacidades de detoxificación, su función principal es la protección frente a toxinas, así como la excreción de éstas. Cuanto antes se produzca la detoxificación y el drenaje de las toxinas, mejor para la célula. Por este motivo, el primer pilar del tratamiento anticelulítico es el drenaje y la detoxificación.

Máquina anticelulítica

La depuración

La actividad de las células de nuestro organismo genera sustancias de desecho que eliminamos de forma natural hasta que sobrepasan el nivel de tolerancia, que varía en cada persona (edad, herencia, estado general...)

Sin embargo, hay toxinas como el café, el tabaco, drogas, algunos aditivos alimentarios, contaminantes del agua, medicamentos... que dificultan la actividad celular e incrementan la cantidad de elementos de desecho, lo que lleva a que los órganos eliminadores se vean desbordados, e incapaces de deshacerse de un nivel tan elevado de toxinas.

La salud de una persona dependen en gran medida de la capacidad de su organismo para eliminar los residuos perjudiciales.

Signos que nos muestran necesario hacer una depuración del organismo

Existen signos suaves que indican falta de energía, como fatiga, o caída del cabello, pérdida de apetito, uñas quebradizas, dificultad para conciliar el sueño, decaimiento, astenia. A veces puede manifestarse como una enfermedad grave.

La depuración del organismo y en particular la hepática, es una de las primeras acciones que deberíamos realizar cuando nos planteamos el tratamiento de cualquier patología (como la celulitis), porque es más eficaz siempre comenzar "limpiando".

Síntomas del proceso depurativo

Según vayamos depurando el organismo es habitual detectar una serie de signos que nos informan de la evolución de este proceso de limpieza interior.

  • La lengua: puede tener una capa blanca o amarillenta. Se volverá rosada cuando la depuración haya terminado.
  • Aliento fuerte (incluso fétido): volverá a ser fresco y limpio al terminar el proceso.
  • Orina más densa y oscura, olor fuerte y diferente. Volverá a ser clara al final de la depuración.
  • Heces más oscuras, concentradas y abundantes, volviendo a su color y textura normales finalizada la depuración.

Otros síntomas que pueden acompañar al proceso depurativo, como el dolor de cabeza o jaquecas.

Recomendaciones durante la detoxificación

  • Consumir alimentos de origen biológico.
  • Comer frutas en el desayuno, almuerzo o sustituyendo la cena.
  • Cocinar los alimentos al vapor, hervidos o a la plancha con utensilios de acero inoxidable.
  • Eliminar los productos refinados, carne roja y lácteos.
  • No tomar alimentos fritos, congelados, precocinados...
  • Tomar algún caldo depurativo diariamente y fuera de las comidas.
  • Reducir los alimentos a ingerir al día.
  • Dormir 6-8h mínimo.
  • Beber agua de mineralización débil sin gas.
  • No beber alcohol.

Alimentos adecuados para la detoxifiación

  • Alcachofas: contiene cinarina y otras sustancias que potencian la función hepática.
  • Cardo mariano: contiene una sustancia llamada silimarina que tiene el poder de regenerar las células hepáticas. Durante la depuración es recomendable tomarlo todos los días.
  • Cebollas
  • Rábanos
  • Aceite de oliva
  • Escarola y endivia: su sustancia amarga ayuda a la vesícula.
  • Diente de León: diurético y depurativo por excelencia.
  • Cereales integrales: aportan hidratos de carbono complejos y vitaminas del grupo B, necesarios para el buen funcionamiento del hígado.
  • Frutas: ricas en azúcares de fácil asimilación y vitaminas antioxidantes que favorecen el funcionamiento hepático y evitan la retención de líquidos.
  • Verduras: crudas o cocinadas con poca sal. Aportan potasio. Sería bueno tomar 2 vasos de zumo verde cada día como parte de un plan depurativo. Por ejemplo, licuaríamos verdura como espinacas, perejil, hojas verdes de col, lechuga, calabacín... y mezclamos a partes iguales  con otro sabor más suave como zumo de zanahorias, manzana, tomate o piña natural.
  • Uvas: activan la función desintoxicadora del hígado y estimula la producción de bilis.
  • Manzanas: facilita el vaciamiento de la bilis y la descongestión hepática.
  • Cerezas
  • Nísperos
  • Remolacha roja: se puede tomar un vaso pequeño de zumo (100 ml) No empezar la depuración tomando un cantidad más elevada porque puede provocar una detoxificación demasiado rápida y no es bueno.

Suplementos nutricionales como apoyo a la detoxicación

Se puede ayudar al cuerpo con sumplementos de función detoxificante y depurativa, como los que se pueden encontrar en Detox910 de Glo.

  • Cardo mariano: Se ha comprobado que la silimarina, el principio activo de esta hierba, previene la toxicidad y estimula la función hepática. La ingesta de silimarina produce un incremento sustancial en los niveles de glutación en el hígado.
  • Vitamina C: actua como antioxidante y favorece las reacciones de hidroxilación , de acción antiinflamatoria a nivel hepático, ayudando a unir los ingredientes de la fórmula para una máxima absorci
  • Alcachofa: extraco seco ecológico que contiene cinarina y otras sustancias que potencian la función hepática.
  • Hierba mate: depurativo y drenante que aporta energía.
  • Cola de caballo: ayuda a eliminar la retención de líquidos gracias a su efecto drenante
  • Nopal (higo chumbo): alta eficacia para eliminar la retención de líqudios sin afectar a las sales minerales ni electrolitos. Así como, para ayudar a reducir la circunferencia de la cintura, tobillos y pantorrillas.
  • Extracto seco de Cola de caballo: ayuda a eliminar la retención de líquidos gracias a su efecto drenante.