Celulitis Dura o Fibrosa: Qué es, Origen y Tratamiento

Celulitis Dura o Fibrosa: Qué es, Origen y Tratamiento

¿Qué es la celulitis dura o fibrosa?

La celulitis se puede clasificar según distintos parámetros, según su localización o su consistencia, por ejemplo. Cuando hablamos de Celulitis Dura, nos referimos a una celulitis de consistencia compacta, y es la que aparece más frecuentemente en las mujeres jóvenes.

Características típicas de la celulitis dura que te ayudarán a identificarla rápidamente:

  • En este caso, la celulitis es una masa dura y compacta la tacto, bien adherida a los tejidos subyacentes, sin edemas. Cuando se aprieta entre los dedos una proporción de piel se verá en la zona pellizcada el aspecto de "piel de naranja", y si giramos entre los dedos esta porción de tejido, percibiremos pequeños nódulos de consistencia dura.
  • La piel de naranja es evidente. Esta celulitis está formada por macronódulos grasos entre los sector fibrosos, que provocan una retracción significativa de la superficie cutánea, formando los hoyuelos.
  • El área afectada difícilmente duele, ni siquiera al tocarla. Pero puede llegar a ser dolorosa al tacto debido a la presión que ejerce sobre los nervios y vasos sanguíneos.
  • La piel por lo general está tónica, estirada, bien hidratada y vascularizada, por lo que se define como "celulitis caliente".
  • Se presenta en mujeres jóvenes, generalmente deportistas, con musculatura tónica, pero si no se trata permanece toda la vida.
  • La celulitis fibrosa produce un cambio estético visible en la piel, que se caracteriza por la aparición de hoyuelos en la piel y bultos. 
  • Se localiza en la cara externa de los muslos (cartucheras), cara interna de las rodillas y glúteos, y puede presentar estrías.

¿Cómo se forma la celulitis dura?

La celulitis dura se debe a la acumulación de grasa subcutánea entremezclado con tejido conectivo fibroso hipertrofiado, que es más duro y es el responsable de que aparezcan los hoyuelos en la superficie de la piel.

La celulitis fibrosa o dura no necesariamente tiene que estar vinculado a un exceso de peso, si bien el exceso de peso suele empeorar la situación. Pero en general, la celulitis, es un proceso ajeno al sobrepeso, por eso mujeres deportistas y delgadas también pueden sufrirla.

En el caso de las mujeres jóvenes, tras la subida de las estrógenos en la pubertad, puede aparecer la celulitis dura. Cuando aparece la celulitis fibrosa, los compartimentos que forman las fibras de colágeno bajo la piel y que contienen la grasa (adipocitos), normalmente flexibles, se vuelven rígidos.  Estas fibras de colágeno de consistencia rígida, se dilatan o rompen ante el aumento de tamaño de los nódulos de grasa, provocando que éstos sobresalgan hacia la superficie de la piel.

¿Cómo tratar la celulitis dura?

Para un correcto enfoque de la celulitis dura es necesario un enfoque integral, como la mejora en la alimentación, practicar ejercicio, ayudarse con nutricosméticos, masajes... y valorar en función de la necesidad acudir a un centro médico.
La celulitis pasa por diferentes fases, leve, moderada o severa, que suelen identificarse por GRADOS. En casos severos, de grado IV-V, hay que recurrir a métodos quirúrgicos para poder romper los macronódulos de grasa, ya muy maduros y de consistencia muy dura. En casos leves y moderados, hay varios tratamientos que son de gran ayuda para poder tratar la celulitis dura. Dado que la aparición de la celulitis es multifactorial, también en el caso de la celulitis dura, los resultados son mejores cuando se realiza una combinación de tratamientos, junto con unos buenos hábitos nutricionales.
Para casos más severos, y dentro de los tratamientos para la celulitis profesionales, los tratamientos para la celulitis dura que mejor resultado ofrecen son entre otros la carboxiterapia, ozonoterapia, ondas de choque y mesoterapia. Una vez realizados estos tratamientos, es importante cuidarse en casa de manera manera constante porque si no vuelve al punto de partida.
Además de la dieta y el ejercicio, para este mantenimiento, así como para tratar los casos leves y moderados contamos con distintas herramientas como:1. Masaje anticelulítico: puede ser bien realizado por un profesional manualmente, o realizárselo una misma en casa con un adecuado dispositivo de masaje. A la hora de seleccionar este dispositivo debemos asegurarnos que tiene suficiente fuerza para llegar a las capas profundas donde se encuentran los nódulos de grasa para amasarlos y romperlos. El diseño de cabezal de masaje anticelulítico también es vital, ya que tiene que reproducir fielmente el masaje manual, donde los nudillos y dedos van realizando un masaje rotatorio y ascendente. En Glo, desarrollamos un dispositivo de masaje perfecto para el tratamiento en casa, Glo910, con un motor de 800 rpm, es capaz de deshacer la celulitis más resistente. 2. Cosméticos: Los cosméticos de efecto lipolítico son los más indicados para la celulitis dura, y deben ser aplicados con un masaje anticelulítico vigoroso y profundo. 3. Nutricosméticos: en este caso, lo más adecuado son nutricosméticos específicos para la celulitis dura, de potente acción quema grasa.